Vintage querys o dime cómo buscas

Refritando aquella olvidada sarta de posts sobre los querys[*] de este blog, selecciono el binomio contradictorio, que demuestra que el ser humano nunca está conforme con lo que tiene:

0.38% quitar el vello del culo del hombre
0.38% crecer cejas rapido

Los que siguen intrigan por su sentido e imitan el modelo del puño frotador versus el genio de la lámpara:

0.38% figuritas de hace millones de años
0.38% donde voy a festejar cumpleaños pero de dia
0.38% troskos pst lit
0.38% rondas infantiles con animales
0.38% donde festejar mi cumpleaños de preadolecentes
0.38% amoxicilina 500 mg dosis muela
0.38% ver por via satelite plaza constitucion
0.38% youtube solari parravicini
0.38% boliches gey zona constitucion
0.38% existe el programa de television de gente que busca gente

Siempre sonrío cuando espío esta intimidad de diálogo entre un sujeto al garete y un campo de texto de formulario.
Nota: aquel que quiera ver la Plaza vía satélite, que avise primero y nos sacamos los ruleros.
Lo de las «figuritas de millones de años» me lleva al hall de cera en el Tusso, donde verán una botoxeada Aydesa pegoteando en un album a la Famiglie Telerín con brillantina.
«Amoxicilina 500 mg dosis muela» tiene el bocho totalmente adiestrado para el próximo milenio.

[*] Frases que escribe la gente en los buscadores y que terminan depositándolos en este blog

Actor’s Studio, vote la foto


En un ejercicio expresivo, el jóven MKL se desangra por un pupitre en el boliche del viejo Strasberg.
En su orden, las consignas fueron Comedia, Joda Loca y Tragedia. Votad por cual de estas trabajosas composiciones merece esa futura plaza allá, en los bodeviles del Broadway.

Twister Electivo II

Hoy en día uno pide propuestas para la Patria y te muestran un tristísimo template de PowerPoint, ese, el de los cuadraditos que viene por default.

Twister electivo I

Candidatos! Dejen de tirar piedras o acierten sólo una, esa, la que debe despertar a Prat Gay de su letargo en la oratoria.

Me fumé un Plugin Sociable

Veo un nuevo plugin de wordpress («Sociable») que no les voy a linkear porque seguro no les interesa. Sí les gustaría  verme servir uno con soda y que siga su curso. En una de esas se me dá por cruzar una viejita en la esquina, acariciar al salchicha furibundo de la señora del primero o simplemente peinarme.
Los plugins de la vida han de ser los amigos, que lo lustran a uno _elemental aplicación_ como herramienta vistosa y sofisticada. Ataviada de un temperamento lazy prefiero abrevar en los arroyos ajenos del saber, la afinación, el humor y la gastronomía: novedad, armonía, picardía y picadita. Mañana es la muerte.
Pero cambiame la música…
Por ejemplo, en plena lactancia, qué sentido tienen los acentos si apenas se puede pensar con la mano derecha, escriba, furtivamente desde el altillo de un pasado, calzando el viejo guante de los cocteles y el tabaco? Mh? Nada de teclas ALT ni CTRL. La izquierda se reserva para los nuevos jamoncitos _tradición en la manipulación de culos saludables y limpios_ haciendo las veces de silla, cuenco o escalón al cachorro.
Mientras medito estas sonseras, mis amigos toleran la cuarentena como otra de tantas, de eremita -cosmopolíglota quien se aísla para errar sin ropas en este desnudismo de acentos y otras torpezas que nos heredó la progesterona en su plenitud.
La progesterona te quema la cabeza, casi, casi como el paco, Fleco:
«Maternidad y Eternidad terminan en que «ni da»

electiva

Estos comicios son interminables e imprecisos como dolor de muelas, como las pestes de estreno.
Dios es un perro que rasca en sus pulgas a la humanidad que vive prendida de su lomo, cuerpo, sangre y otras barbaridades.
Como dice D’Amico, «el ser humano nace naturalmente malo». Con suerte algo lo redime un poco, como el clavo que deberia sostener un cuadro y al entrar torcido es revirado a martillazos. El sujeto sera incapaz de sostener cualquier cosa aunque le cueste el destino, el proyecto de un padre, la idealizacion de la madre o la fantasia de una novia.

nota: se me terminaron los acentos.

Pandemia

Es esa sensación inexplicable, esas ganas de cagar a trompadas a todo el mundo tanto en los países industrializados como en vias de desarrollo (el inframundo).

Antes los argentinos se bañaban. Hoy subís a un colectivo o el subte, en el teatro, en la calle… porfavor! Agua, jabón y a taparse la boca al toser (costumbres de antes).
Yo practico el método budista de contener el estornudo: viene con el «aaaa»…, te cubrís la nariz y el «chís» queda como a la altura de los ojos pero atrás, similar a barrer la mugre bajo la alfombra.
Me dan ganas de tomarme un Pervicol en las rocas.

Picardía de oreja

No soy una persona que reciba regalos frecuentemente. Tampoco tengo el don de la oportunidad al proyectarlos, pero por las dudas paso avisos esporádicos del tipo «y qué me vas a regalar para el dia de…» cosa que en una de esas alguien se conmueve y la ligo.
Por darle tanto al Film & Arts en la cajita de los Barenboims me regalaron dos DVDS del sujeto, uno como director en aquel recital de tango en la 9 de Julio con Leopoldo Federico y la filarmónica de Buenos Aires y el otro interpretando a Beethoven, Conciertos para piano, con la filarmónica de Berlín.
Qué cuchi!
Hay minas que se levantan puntos miyonarios.
Yo quiero un padrino musical para mi pibe. Le miro esos deditos laaargos y pienso que sería bello verlos sonreír entre sostenidos y bemoles en los dones respectivos de la curiosidad y la ironía.