Filósosa en bondi


Hoy me levanté pum para arriba:

Una vida es sólo el ensayo de algo que jamás ocurrirá.

No existen densos paños ni lecturas de terciopelo que amortigüen semejante flechazo. Una ocurrencia mínima, boleto capicúa de la observación casual, al ver un petiso intentando conquistar el terso deslumbre de al menos una cabeza y media por encima de la realidad.

Crocante o durísimo

Yo vivo en este borde de la pizza, ese que nadie se quiere comer. No comprendo el espanto, el desconocimiento ni los firuletes de la ‘violencia sindical», mucho mas seria claro está que todas esas otras violencias civiles, diminutas en apariencia, las de madres que pierden hijos antes de verlos nacer.
Lamento profundamente los padecimientos que atraviesa un pueblo gobernado con una mezquindad mas grande que su propia estupidez.

Lo que pasó hoy, ayer o quién sabe

Ultimamente no dejo de asombrarme de la flacidez facial de la gente (me incluyo). Veo el documental de Mastroianni y lamento no haberle conocido. No es el asunto de la vejez, sino que la vejez no se ha hecho para todos. Un claro ejemplo es el de Sofía Loren, quien pilotea con elegancia la arruga, la postura y el gesto.
Mastroianni no pudo, pero a quién le importa? Sí conservó ese brillo en los modos de hablar, pausa ingenua y corazón de cachorro agitado antes de la siesta( «Yo siempre atento a la elocutio», dijo mi tio Eliseo).
Clarín Digital en cambio, cambió el logo y el template.  Quedó peor que el de esta Plaza. Casi que se Chichegelblunizó. Y esto solo me sirve de espumita para mojar el dedo y pasar a contarles sobre la Jesica Parker que de tanto filmar en el arenero ya se aproxima a la momia bataclana, descartando el tupper de la treintañera despreocupada y capriciente.
Si pongo el mismo empeño en envejecer decentemente antes que  firewallear la fachada del ocaso biológico, seré de algún modo exitoso, que es a fin de cuentas lo que todos esperan de mí.
Colágeno. La puta que te parió.

Desmoralizante

Realmente ser ateo es tan triste como ser comunista. Toda una vida luchando para justificar lo que no existe, convertir en tangible lo que a nadie le importa. Ocuparse en eso es partir a la isla desierta con paraguas. Mejor es la soga. Una vida de este modo, como un hombre que comienza a usar anteojos en la infancia, seguirá siendo un manojo de explicaciones de porqué no. No es espantoso cuando ese que conocimos con anteojos permanentes, de pronto se los quita?
Cuando alguno de estos amigos antitutti (ahora disipados por los golpes de la milanesa de la vida) atraviesa penurias o malestares, yo les mando bendiciones de cobro revertido, pie de vendedor de cuchillos que aguanta la puerta. Continúan poniendo los mismos dientes de perro vagabundo que acepta un hueso porque es eso o la nada.
Un dios es indispensable, inspirador, fácil de armar. Hay que ponerle empeño como a la maqueta del submarino. Su socialización es para vagos que construyen religiones como clubes. Para tener el tuyo en casa e ir a adorarle cada tanto tenés que familiarizarte con las herramientas, criar algún callo o sangrar. El coloreado final será lo más entretenido. Seguramente al terminar el prototipo la vida ya no tenga sentido.
El dinero, por su parte, hace que te lo pueda contar.
Comer y creer son fenómenos similares.

dr

hoy desearía conocer a ese médico de cabecera, mi media naranja de la fisiología…

Letal: Lamento decirles

Que nos vamos a morir todos. Ahora, domani, en 5, 10, horas, minutos o días. Entonces basta de pavadas. Entonces yo pensaba que si el esfuerzo es tutor del éxito, el sacrificio es padre de muchas frutraciones.
Cuando hablamos de éxito ya sabemos de qué éxito hablamos no? El que te deja pelado no, panzón puede ser…

twister decrépito

cada vez mas vieja y chota. se impone la descortesía, el maltrato y la mala educación. hablan y no les entiendo. trabajan con desdén como si lo de ellos fuera la alfombra roja hacia el Oscar. detesto a los jóvenes.