Nostalgia 2.0

Como la novedad enamora facilmente yo también fui cultora de mi ciberespacio, o bien ciberquintita en lontananza; lungo espacio fuera de foco, sombra de persona, perro o caño. La presbicia se solidariza al contexto con desencantos terribles, poblados de amagues entre cuerpo 5 al 15 y una vela nocturna yendo y viniendo en la oscuridad.
Hemos perdido el deleite de ciertas lecturas, como prospectos, fechas de vencimiento, mentes ávidas. Es el momento de observar las mentes ávidas a una prudente distancia de no menos de un metro, medio más. Ya no lucen. Son sólo mentes ruidosas, rudimentarias, rudas.
Y las almas? Qué complejo! Donde solía estar el postre hay sólo un plato vacío, predispuesto y de canto para el lavavajillas.
Gran parte de todo se lo ha llevado la tecnología, mejor dicho su uso. Nunca supimos hablar: qué peor que disponer de surtidas maneras para poblar el espacio de esta «conversación». Nuestra persona es ahora un «profile»; garabato sostenido en la mano inversa al canapé de esas fiestas de viejos parados, rugiendo interiormente por un pucho o una puerta de escape que siempre abre alrevés.
Ustedes disculparán este antizenitismo: «Ya no quiero conocer a nadie y menos a mí» que fuera reemplazado en el antiguo oráculo por versiones del marketing.
No necesito hablar por el celular. No deseo ser encontrada. No tolero escuchar gente por el inalámbrico mientras hace pis, o peor. No quiero escribir SMeses fragmentados y sin dientes. No busco formar parte de ningún grupo ni dar excusas, cambios de clave, pines ni diretes. Tal vez haría un último movimiento sobre el elegante textbox con la siguiente: «droga+flashback+comunicación verbal».
Antes la gente se iba dando un portazo, ahora te borra de sus interminables listas de amigos, conocidos, colegas, contactos y cosos diversos.
Los años pasan y sigo añorando las postales de Ferla con puñados de estampillas, cada tanto, desde algún paisaje cultural devenido en reducto para los románticos.

Un ratito

No sé que pasó pero alteraron el metabolismo del cosmos. Antes las cosas se medían en horas. Ahora, una hora son treinta minutos y nada más. Yo digo que vamos rápido al pedo. En cualquier momento las reuniones comienzan a hacerse de parados, como otras cosas que no quiero nombrar. Ayer vi una reunión de abogados en tribunales, negociando un arreglo en el hall de un edificio. Así nomás, como la pizza en porción y al paso.
Mi problema sigue siendo que necesito al menos dos horas para preparar lo que haré en la siguiente y resolverlo en treinta de los sesenta prometidos es muy poco. Todo me parece poco.

Una empresa en donde al menos serviría el café con chistes y galletitas

Unas semanas atrás veía la entrevista de Charlie Rose (me encanta) a Marissa Mayer (Google),  clever girl, con una gran capacidad para expresar valores corporativos e inquietudes científicas o tecnológicas. Esta muchacha anticipaba (la entrevista se hizo a principios del 2009) la posibilidad de búsquedas contextuales que tanto me gusta. Google Instant ya es noticia y lo pueden ver aquí.
Recordarán mi apego por los querys, actualmente transformado en romance con los trends. Me intriga esta figuración de «espejito-espejito», las voluntades del consumo, la opinión pública, las encuestas y todas esas pavadas que la gente transforma en frases comunes y dislocadas, trueque por lo que nunca se poseerá.
Pero como dijo el finadito, «de qué estamos hablando?»
Sres Googles, ya saben. El brainstorming te da hambre y sed.
Café-Caféeee!!!
Hasta te puedo desafiar a un TA-TE-TI, mirá…

De todo para el sincrético

Bobeando me topé con esta santería on-line para que referencien sus gualichos off-line. Me maté buscando una estuatilla de San Buda, pero sólo encontré a Buda, porque Buda es así y se arregla con poco; como los Bauhancianos militantes de van der Rohe quienes nos legaron unos modernos edificios cuadrados y helados, que te raspan el tuje cuando de apoyás contra la pared.

Dos Tipos Audaces o Los Vengadores?


[youtube RUZX-DAhbco]
estas intros me encantaban…

[youtube tvmgrnsaE1U]
el pasado fue mucho más moderno que nuestro presente. el futuro ahora es otra cosa, sin estética no? no hay fabulación. el futuro de hoy es chiquitito, carece de botones y camina mientras habla.

Contradictorio Twister de energética colita rutera

Cuando definitivamente decidí pagar ese mega pack de quichicientas pilas AA, todos mis dispositivos se convirtieron al AAA que es como el fundamentalismo energético del capitalismo oriental.

Nota: Frase tituladora estilo Cerati. Que bajón! Pobre Cerati y pobre poetitis (inflamación del músculo poemal).

Vicente

Reflecciones en italiano:

C’è il gaucho, la signora di recoleta, il mapuche, la mamma coi sette figli, il ragazzo coi capelli lungi  e il porro, il peronista, la famiglia dell’interiore del paese, il vecchio con la faccia di cent’anni, la bambina che dorme in braccio del papà tutti insieme cantano più forte:

Sean eternos los laureles, …

[… en este link]

Dedican algunos post a expresar esto que no puedo. Como esos cinco goles adherezo a Canadá que llegaron de milagro a rematar el decorado pechito albiceleste.
Mientras todo eso ocurría me convertí en madrina de este ahijado (Tomás Agustín) que al recibir la unción bautismal le replicaba sin empacho al cura y con perfecta dicción la hermosa palabra «caca».
Ya les subiré fotos cuando arregle este blog que anda como el orto. WordPress es una novia demandante de actualizaciones y mudanzas mientras uno se convierte en blogger de pantuflas y panza.
Si no entienden un cazzo de italiano acudan al Google Translator. Lo que hace lo hace mal, pero es tan divertido!

Cómo estará el mundo el dia que se acaben…

… y hasta que se extingan los boludos que consienten la publicidad de Gancia y Fernet. No hay vuelta. Son bebidas de panzones, perejiles, curdas o jubilados.  Lo siento por mi amiga Cocó. El Gancia Batido no mejora su charada de copetín.